El jefe negociador de Colombia Juan Camilo Restrepo estrecha la mano con el jefe negociador del ELN Pablo Beltrán en Quito.

El Gobierno de Colombia y el Ejército de Liberación Nacional (ELN), la segunda guerrilla en importancia del país, comenzarán el próximo 7 de febrero las negociaciones de paz para poner fin al conflicto que mantienen desde hace más de 52 años. Así lo han anunciado ambas partes en Quito, sede de las conversaciones, después de negociar la liberación del excongresista Odín Sánchez Montes de Oca a cambio del indulto a dos integrantes de la organización armada.

En una nota, leída en la cancillería de Ecuador por el representante del Gobierno ecuatoriano en los diálogos, Juan Meriguet, el Gobierno y el grupo insurgente señalan también que "los protocolos de liberación ya fueron acordados" y para su desarrollo se ha solicitado la colaboración del Comité Internacional de la Cruz Roja. El texto ha sido leído en presencia de los jefes de las delegaciones del Gobierno de Colombia, Juan Camilo Restrepo, y del ELN, el comandante Pablo Beltrán.

El anuncio pone fin a los contactos exploratorios iniciados el 13 de enero en Ecuador y coloca de nuevo el proceso en el punto en que quedó interrumpido el 27 de octubre, cuando iba a instalarse la mesa pública de negociaciones en Quito. En ese momento, las conversaciones fueron suspendidas porque el Gobierno colombiano ponía como condición el fin de los secuestros, y con ello, la liberación de Sánchez.

Ese día, el presidente Juan Manuel Santos aplazó el viaje de los negociadores a la espera de la liberación de Sánchez, secuestrado en abril pasado en el departamento del Chocó, noroeste de Colombia, luego de canjearse por su hermano Patrocinio, quien permaneció en manos de la insurgencia durante dos años y medio. Ahora, tras estos nuevos acercamientos, se ha acordado que el excongresista sea liberado el 2 de febrero.